Empresa de mecanizacion: La especialización 

 

empresa de mecanizados barcelona

Cada vez, se da en nuestra sociedad, mayor importancia a la especialización. Y la verdad, es que es cierto que según qué carreras profesionales, incluso negocios y empresas, necesitan de personas que se encarguen, única y exclusivamente, de realizar esa tarea en concreto. Charles Chaplin lo identificaba ya en “Tiempos modernos” con humor, pero la realidad no difiere tanto de la ficción. Hay casos, y casos. Hay veces donde la especialización es necesaria. Momentos en los que un médico necesita conocer a fondo el corazón y centrarse en él para ser el mejor cardiólogo, o en los que un abogado necesita enfocar su carrera hacia un derecho en concreto para defender los casos. Pero, en otros casos, tener conocimientos generales de todo, es aún más importante. Eso es lo que sucede en nuestro sector, o más concretamente, en nuestra empresa de mecanizados, Mecanica Curiel Barcelona.

Nuestra empresa, es una empresa familiar. Un taller pequeño donde todos sus integrantes se encargan de todas las partes del negocio, de manera que se evitan los malentendidos y se garantiza a sus clientes una pronta respuesta.

En estos casos, y en otros muchos de empresas de este calibre, especializarse está bien, pero dominar la globalidad del ejercicio que se trabaja, se traduce sistemáticamente en el punto diferencial que puede hacer que esta empresa, y no el resto, destaque y se convierta en la mejor.

Conseguir tener a operarios únicos y expertos en su tarea puede ser beneficiario, pero conseguir que tus operarios dominen en términos generales todos y cada uno de los procesos que se trabajan en tu empresa es, a largo plazo, la mejor inversión en calidad de producto, e incluso, personal que se puede hacer.

Muchas veces se habla de la especialización como un factor clave en la prosperidad de toda empresa de hoy en día, pero demasiadas veces se olvida que controlar todos los aspectos, en menor grado, en lugar de uno solo en específico, también puede ser motivo de éxito.

En toda empresa de mecanizados de precision, sin contar el gran trabajo que realiza y ahorra la maquinaria CNC, presente hoy en todas las empresas de esta índole; hay máquinas de todo tipo: tornos, fresadoras, taladros… que necesitan de la habilidad de un operario para dar al producto el carácter que necesita. Concretamente, personas que se ocupen de realizar metódicamente la tarea que las máquinas por control numérico no terminan de afinar con la misma calidad con la que si lo hacen los profesionales del sector.

Tener una visión general de todas las actividades y funciones que se desempeñan dentro de la empresa ofrece un valor añadido a éstas y a aquellos quienes trabajan en ellas.

En nuestro caso particular, en Mecanica Curiel, creemos que es vital. Nuestros trabajadores realizan, propiamente, una tarea concreta y tienen fijada su especialización principal, pero intentamos que todos sepan hacer de todo: mecanizar, montar… Ese es el gran qué de que el engranaje funcione. Dominar de arriba a abajo el negocio merece ganar en calidad de producto y, también, en calidad de experiencia personal y profesional.

La especialización sigue un camino único. Conocer todos y cada uno de los procedimientos que se realizan, si se puede, en la empresa, sigue múltiples caminos y todos ellos de una forma más global. Ambas vías son viables, pero cada una debe adaptarse a la estrategia de negocio que queramos hacer para dar ese plus a nuestro negocio.

Como empresarios, y concretamente, en una empresa de mecanizados de precision como la nuestra, tener todo de por mano y, sobretodo, estar al corriente de las necesidades de nuestros clientes, es nuestra máxima para garantizarles el asesoramiento que merecen y un producto final de calidad.

Comments are closed.