Cuando hablamos de la fuerza de corte, nos referimos a la fuerza necesaria que tenemos que ejercer para cortar y perfilar una pieza de mecanizado CNC. Esta fuerza interviene también en aspectos fundamentales para obtener un óptimo resultado en los mecanizados CNC, como el aumento de la temperatura de la pieza y de la herramienta, así como el desgaste de la herramienta, la calidad superficial y dimensional de la pieza, los aprietes utilizados para la sujeción y los utillajes, etc.

La interacción entre la pieza, la herramienta y la viruta resultante del mecanizado CNC, equivale a toda una serie de presiones sobre la herramienta, de esta manera, el sistema de fuerzas de corte, de fricción y la presión ejercida sobre la pieza, nos permite calcular la energía necesaria para mecanizar la pieza dependiendo del material de la misma. Esta energía es la conocida como energía específica de corte, que se traduce en la energía que necesitamos para remover una unidad específica del volumen de la pieza. Pero no solo nos resulta útil para conocer la potencia que necesitamos en la máquina-herramienta, sino que nos permite conocer la velocidad de fabricación y el espesor de la viruta. Cuanto menor es la velocidad de corte, mayor es la energía de corte, al aumentar la velocidad conseguimos llegar a un valor estable que se mantiene constante pieza tras pieza.

empresa mecanizados cnc barcelona 1

Las fuerzas de fricción

En todas las operaciones de mecanizados CNC además de la fuerza de corte, interviene la fuerza de fricción, aunque ésta no se comporta como debería hacerlo en otros procesos y es debido a la superficie metálica de la pieza. Las superficies metálicas de las piezas en estado normal, contienen una capa de óxido que recubre los átomos del metal, esta capa protege el material de posibles oxidaciones posteriores. Cuando cortamos y perfilamos estas piezas, la presión que se ejerce es baja debido a esta capa de óxido, dando como resultado un débil contacto entre la pieza y la herramienta, factor a tener en cuenta cuando queremos hacer un mecanizado CNC de estas características. Por el contrario, cuando el contacto entre las dos superficies es rugosa, como por ejemplo piezas con soldaduras, la presión es algo más elevada y por lo tanto la fuerza de fricción también. Cuando no se tienen en cuenta estos factores, la fuerza de fricción puede llegar a ser total, dificultando el trabajo y el deslizamiento de la pieza.

Comments are closed.