El arranque de viruta es la eliminación de todo el exceso del material en una pieza en bruto, para obtener un producto listo para ser usado en un proceso de fabricación. El arranque de viruta arranca o bien corta el material de una pieza con una herramienta, generando este exceso de material que se separa de la pieza con la propia herramienta.

Existen diferentes tipos de mecanizados de precisión por arranque de viruta, que podemos diferenciar en tres grandes grupos:

Desbaste; La eliminación de mucho material de forma poco precisa, para realizar un proceso intermedio que se emplea para acercarse a las dimensiones finales de la pieza, en un periodo de tiempo corto. Requiere de una gran velocidad de avance y también de corte.

Acabado; En este caso se produce la eliminación de poco material y con mucha precisión, para conseguir un proceso final en el que se quiere conseguir un acabado superficial que se adapte a las diferentes superficies de la pieza. Se emplea para tener una superficie con poca rugosidad y se utiliza una velocidad de avance baja y unas velocidades de corte altas.

Rectificado o super acabado; En este caso hablamos de unos mecanizados de precisión por arranque de viruta que se utiliza para conseguir un buen acabado superficial y medidas muy precisas de las piezas.

Los tipos de mecanizados de precisión por arranque de viruta más comunes son el limado, el serrado, el taladrado, el brochado, el roscado, el mortajado, el tornado y el fresado.

Mecanizados de precisión convencionales y no convencionales

Dentro del arranque de viruta también podemos diferenciar entre mecanizados de precisión tradicional y no tradicional:

Mecanizado por arranque de viruta no tradicional; Podemos encontrar un mecanizado electroquímico; en el que se elimina el material sobrante de la pieza mediante un proceso de desgalvanoplástico, el mecanizado por electroerosión o descarga eléctrica, lo que genera un arco eléctrico entre la pieza y el electrodo, en un medio dieléctrico para arrancar el material sobrante de la pieza hasta conseguir las formas del electrodo o el mecanizado por láser, que utiliza un láser para derretir, calentar o vaporizar el material.

El mecanizado por arranque de viruta tradicional es a través del torneado, mediante un torno para rotar la pieza y eliminar el excedente y generar una forma cilíndrica y cortando mediante el avance de forma lenta y paralela al eje de rotación de la pieza. También el fresado, para cortar el material, creando una superficie recta y un movimiento troncal que es perpendicular al eje de rotación de la fresa; Taladrado, a través de un taladro se hacen agujeros circulares en la pieza que realiza el movimiento de corte en una dirección de forma paralela al eje de rotación, para crear el orificio; Aserrado, mediante una hoja de sierra se crea una hendidura estrecha dentro de la pieza que queda separada o no en dos partes, creando el sobrante en el desbaste.

Comments are closed.