¿QUÉ SE HACE EN UN TALLER DE MECANIZADOS DE PRECISIÓN?

En un taller de mecanizados de precisión se forman piezas de metal en bruto, para luego eliminar aquellas partes del material en bruto para conseguir la pieza deseada por el cliente, con todas sus características, su dimensión correcta, su forma idónea y su acabado.

Mediante este taller de mecanizados de precisión se consiguen piezas de precisión de una manera automática y milimetrada, es decir, sin casi margen de error.

La maquinaria de este taller contiene desde cortadoras hasta tornos, y cuentan con las últimas novedades en tecnología y maquinaria CNC, ofreciendo piezas con gran dureza y muy resistentes.

VENTAJAS DE LOS TALLERES DE MECANIZADOS DE PRECISIÓN

  • Mejora de la precisión. En estos talleres de mecanizados de precisión las máquinas funcionan mediante ordenadores, ofreciendo de esta manera una mayor precisión en comparación con otras máquinas mecánicas que no son tan precisas ya que necesitan la ayuda manual.

Además, como estas máquinas están controladas y conectadas por medio de un software y/o programas del ordenador, hacen que el tiempo de este proceso de producción sea mucho menor, resultando una mejora global de la productividad.

  • Seguridad. Todas las operaciones que se hacen en un taller de mecanizados de precisión se hacen mediante programas informáticos, por lo que los trabajadores nunca se encuentran en contacto directo ni expuestos a ciertas máquinas que podrían llegar a ser peligrosas.

Esto significa que los trabajadores se encuentran fuera de peligro y seguros en sus puestos de trabajo.

  • Reducción de residuos. La maquinaria que podemos encontrar en estos talleres ayudan a reducir el desperdicio de metal, por lo que ya vienen diseñadas con sistemas de gestión de los residuos resultantes del proceso, que se acumulan en los talleres sin un uso en particular.

La retirada automática de residuos resultantes del proceso, llamados virutas, producen espacios de trabajo más limpios. Además pueden separar los diferentes tipos de virutas, facilitando su reutilización y reciclado.

  • Reducción de la implicación del personal. Con la incorporación de las máquinas CNC, las empresas pueden realizar las tareas más difíciles en breves instantes sin la intervención de ningún operador.

Este hecho reduce los costes de salarios del personal de operadores de máquinas y su previa formación, y de esta manera también reducen los errores humanos y los posibles accidentes que pudieran ocurrir si estas máquinas fueran manuales.

Dicho esto, con una persona es suficiente para la supervisión de un taller de mecanizados una vez ya hayan sido programadas las máquinas.

  • Ejecución de procesos complejos. Con la incorporación de las máquinas CNC en los talleres de mecanizados, se pueden ejecutar procesos complejos que requerían grandes esfuerzos y tiempo cuando se hacían manualmente.

Los operadores solo son necesarios para la supervisión de las máquinas y los procesos.

Comments are closed.