Los beneficios que puede obtener con un taller CNC

Un taller de CNC (control numérico por computadora) permite a las empresas en distintas compañías realizar piezas con precisión que pueden usar dentro de la misma fábrica o vender a terceros. Su uso está extendido a diversas áreas como la medicina o la automatriz.

En un taller de CNC se hace uso de un programa especial y una computadora, gracias a esto se pueden cortar distintos materiales, como el metal o el plástico, gracias a un sistema de coordenadas.  Es importante saber que estas no son sus máquinas promedio. Requieren las habilidades de un profesional capacitado para poder producir productos comerciales de alta calidad.

Al usar un taller de CNC, cada objeto a fabricar obtiene un programa de computadora personalizado, generalmente escrito en un lenguaje estándar internacional llamado código G, almacenado y ejecutado por la unidad de control de la máquina, una microcomputadora adjunta a la máquina. Gracias a este programa, el taller de CNC establece las instrucciones y parámetros que seguirá la máquina herramienta, como el avance de los materiales y el posicionamiento y velocidad de los componentes.

Los molinos, tornos, enrutadores, amoladoras y láseres son herramientas comunes cuyas operaciones se pueden automatizar con CNC. También se puede utilizar para controlar herramientas que no son máquinas, como máquinas de soldadura, ensamblaje electrónico y bobinadoras de filamentos.

Para iniciar el proceso en un taller de CNC, los ingenieros crean un dibujo de diseño asistido por computadora (CAD) de la pieza que se va a fabricar y luego traducen el dibujo al código G. El programa se carga en la máquina y un operador profesional realiza una prueba de funcionamiento sin la materia prima en su lugar, para garantizar el posicionamiento y el rendimiento adecuados. Este paso es importante porque la velocidad o el posicionamiento incorrectos pueden dañar tanto la máquina como la pieza.

Los usos de un taller de CNC

Se considera que en un taller de CNC se puede proporcionar más precisión, complejidad y repetibilidad de lo que es posible con el mecanizado manual. Otros beneficios incluyen una mayor precisión, velocidad y flexibilidad, así como el mecanizado de contornos.

Uno de los mayores puntos a favor para el taller de CNC es que cumplirán con las instrucciones exactas que el cliente demanda. Las piezas se realizan de forma personalizada, por lo que se adaptan a las necesidades del cliente, quien decidirá las medidas, el material y la forma. Operaciones que hace años eran imposibles ahora son fáciles gracias a los talleres de CNC.

Así como hay muchas piezas diferentes que los talleres de CNC pueden hacer, también existen varios tipos de talleres de CNC que se utilizan para lograr esto. Cada máquina difiere en la construcción, la forma en que operan y los tipos de productos que pueden fabricar.

Comments are closed.