El acabado en mecanizados de precision

El acabado en mecanizados de precision

 

mecanizados de precision barcelona

Todo proceso que realizamos en nuestro día a día, por cotidiano y sencillo que pueda parecer, requiere de lo que, se podría llamar, un adecentamiento. Salimos a la calle, tenemos que pulir nuestra imagen con la ropa adecuada, el peinado y maquillajes correspondientes; tomamos nuestro café, pero le añadimos leche, azúcar e incluso lo adecentamos con un par de galletes. En nuestro negocio propio, hay que barrer y fregar, sacar el polvo, para que mañana luzca de nuevo su mejor cara; y ya no solo eso, trabajando para alguien, en la faena que realizamos, seguro tratamos de hacer todo lo mejor posible para impresionar a nuestros superiores y sentirnos, a la par, orgullosos de nuestro trabajo. En definitiva, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para dar a nuestras acciones el acabado que merecen.

En el sector de los mecanizados de precision, este proceso, no solo es importante, sino que es indispensable.

El acabado es un proceso de fabricación, no solo limitado a la estética del producto final, sino empleado en la industria, en especial en la manufacturación de mecanizados de precision, y cuya finalidad es obtener una superficie con las características adecuadas para su posterior aplicación. El acabado, por costumbre, se ha tenido en cuenta únicamente como un proceso secundario, ya que en la mayoría de los casos atiende a la apariencia exterior del producto, idea que en algunos casos es válida, pero que en la gran mayoría, no. Incluso, en algunos casos, el proceso de acabado puede tener finalidades añadidas, como lograr que el producto cumpla con ciertas especificaciones, por ejemplo, algunas relacionadas con su dimensión.

Esas son ideas preconcebidas, pero la actualidad de los procesos de acabado, en mecanizados de precision, se entiende como una etapa en la manufacturación de éstos, de primer grado, considerando los requerimientos que exigen los productos que realizan estas industrias.

Por eso hoy en el blog de nuestra empresa Mecanica Curiel Barcelona, queremos hablar un poco de este proceso, tan importante en nuestro negocio y que tratamos con la máxima profesionalidad posible, para garantizar un producto final de calidad. Piezas que tras su fabricación lucen más bien afeadas y que necesitan de un apropiado adecentamiento, para que después tengan buen efecto, así como efectividad.

Queremos introduciros técnicas de acabado superficiales, para que las conozcáis un poco por encima. Si bien hay muchas, trataremos algunas de las más utilizadas en nuestro sector de mecanizados de precision y, concretamente en nuestra pequeña empresa. Un método que apreciamos mucho porque nos ayuda, en gran medida, a dar ese plus de calidad que ofrecemos en todos nuestros servicios.

  1. Chorreado

Este proceso consiste en la proyección de materiales abrasivos, a gran velocidad, sobre la superficie, de tal forma que el impacto de dichos abrasivos limpia la superficie generando cierta rugosidad favorable para la adherencia. El proceso de chorreado constituye un procedimiento mecánico eficiente y eficaz para la limpieza y preparación de superficies metálicas.

  1. Anodizado

Se denomina anodizado al proceso electrolítico utilizado para aumentar el grosor de la capa de óxido natural en la superficie de piezas metálicas. Esta técnica suele emplearse sobre el aluminio y el titanio para generar una capa de protección artificial y protegerlos de la abrasión y la corrosión. La capa se consigue por medio de procedimientos electroquímicos, y proporciona una mayor resistencia y durabilidad del aluminio, además de permitir su tinte en una amplia variedad de colores.

  1. Limado

Es la operación manual por la que, mediante el uso de una lima, se eliminan pequeñas cantidades de metal, con el fin de dar a una pieza la forma y las dimensiones deseadas. Se efectúa con limas finas, las cuales desprenden poco material y dejan la superficie exenta de surcos o huellas apreciables.

  1. Pulido

Proviene del ejercicio y el resultado de pulir, un verbo que se refiere a alisar o dar tersura y lustre a una cosa; o a embellecerla, engalanarla u optimizarla. Este proceso de creación de una superficie suave y brillante, para eliminar irregularidades y dejar lisa la superficie, puede realizarse mediante los instrumentos dedicados a ello, o mediante determinadas acciones químicas.

  1. Bruñido

Es un proceso de acabado con arranque de viruta que se realiza a una pieza rectificada previamente, con el objetivo de elevar la precisión y calidad superficial. Su objetivo final es obtener una superficie con una rugosidad muy pequeña. Generalmente se emplea en el acabado de piezas de mecanizados de precision, realizando el afinado mediante una muela recubierta de piel.

Comments are closed.