Mecanizados de precisión para el bronce

Como ya hemos hablado en artículos anteriores, en nuestro taller de mecanizados de precisión no podemos mecanizar cualquier tipo de material, pero uno de los materiales que si que se pueden mecanizar y que de hecho es uno de los más comunes es el bronce, por esta razón en el nuevo artículo de hoy, queremos centrarnos en hablar de él.

El bronce para quienes no lo sepáis, es un material metálico que está formado principalmente por cobre y por estaño en menor medida, pero también puede incorporar otros materiales como por ejemplo el estaño, el silicio, el aluminio, el fósforo, la plata, el cinc y el plomo entre otros, pero no todos ellos son recomendables a la hora de realizar mecanizados de precisión, por lo que a continuación vamos a ver cuáles son los tipos de bronce más utilizados y más recomendado para este tipo de trabajos.

Tipos de broce que podemos utilizar en los mecanizados de precisión

Además de tener en cuenta su composición, también es importante tener en cuenta la cantidad de cada material, ya que esto determinará cuál es la dureza del material, su resistencia a la tracción, la plasticidad y si es muy corrosivo o no, pero en general los tres tipos de cobre de los cuales vamos a hablar a continuación, son los más recomendables para los talleres de mecanizados de precisión.

  • En primer lugar,  tenemos uno de los bronces más resistentes a la corrosión, que es el bronce al estaño, gracias entre otras cosas a que contiene un 25% de plomo, por lo que se puede utilizar para realizar una gran cantidad de objetos en el taller de mecanizados de precisión, como por ejemplo bujes o arandelas de sujeción.
  • En segundo lugar, uno de los más populares es el bronce al silicio, que tiene algunas características parecidas a los aceros de medio carbón, es decir que también es muy resistente a la corrosión y al agua, por lo que se utiliza para construir piezas marinas o conducto hidráulicos que deben soportar una gran presión
  • Por último, queremos hablar de bronce al aluminio, es decir que entre un cuatro y un once por ciento de su composición es aluminio. Sin duda es el más utilizado comúnmente para piezas más sencillas como por ejemplo tornillos y tuercas, aunque también puede ser útil para piezas más elaboradas.

En nuestra empresa, Mecánica Curiel, somos grandes especialistas en el sector de los talleres de mecanizados de precisión, y gracias a nuestra larga experiencia podemos indicaros cual es el material más adecuado para vuestras necesidades, y de esta forma podréis obtener una pieza totalmente personalizada para vosotros y que cumpla con todas vuestras expectativas, además, como siempre utilizamos materiales y maquinaria de calidad, podemos garantizaros el mejor resultado.

Comments are closed.