La rectificadora es una pieza muy importante en un taller de mecanizados, porque sirve para arreglar y rectificar piezas tanto en grandes dimensiones como en acabados superficiales y pueden llevar a cabo funciones como el pulido o el lapeado.

Cinco tipos de rectificadoras

Como taller de mecanizados vamos a hablarte de las rectificadoras, un elemento imprescindible para corregir y acabar de perfeccionar algunas piezas.

Rectificadoras planas o de superficie

Tangenciales; Cuando la muela gira sobre un huesillo vertical trabajando plana contra la pieza en cuestión y se mueve de forma circular y pendular. Se utiliza para trabajos de alta precisión en superficies planas, inclinadas o abocinadas así como ranuras, empotradas o perfiles. Las piezas del taller de mecanizados rectificadas de este modo son cojinetes, guías, matrices, placas, aros, molde, pines y perfiles para utillajes, aros o segmentos de precisión, etc. Las dimensiones de las piezas pueden variar entre 40 c, y 6 metros de largo y entre 70 y 80 cm y 1 metro de largo.

Frontales; La muela gira sobre un huesillo vertical, trabajando plana contra la pieza y desplazándose con un movimiento recto. Se utiliza para una eliminación rápida del material y en ocasiones puede lograrse una elevada precisión.

Rectificadoras cilíndricas

En este caso, las rectificadoras cuentan con un eje central de rotación y se clasifican en tres grupos:

  • Rectificadora cilíndrica interna; La cual se lleva a cabo en el interior de la pieza y la muela es menor que el ancho de la pieza, la cual es sostenida, únicamente, por un anillo magnético que impide el movimiento.
  • Rectificadora cilíndrica externa; Se usan para la superficie externa de la pieza entre centros, que permiten que esta haga la rotación pertinente. Al mismo momento la muela gira en la misma dirección cuando entra en contacto con la pieza.
  • Rectificadoras sin centros. Estas máquinas rectifican piezas cilíndricas de dimensiones pequeñas como pueden ser bulones, pasadores o casquillos. Tiene dos muelas que giran en el mismo sentido y la pieza se coloca en el medio, sin ningún tipo de sujeción que gira en sentido opuesto al de las muelas. Se impulsa por el movimiento de la muela de arrastre, teniendo una inclinación entre 1 y 5 grados, dependiendo de la dureza del material a rectificar y del diámetro que tenga la pieza.

Rectificadoras universales

En este caso son maquinas que proporcionan una mayor capacidad de trabajo, porque mecanizan cuerpos de revolución. Son capaces de rectificar exteriores e interiores de árboles de levas, interiores de cilindros, cigüeñales, conos…

Rectificadoras especiales

Sirven para corregir piezas que tienen ciertas características que les impiden girar sobre sí mismas. Tienen un huesillo vertical y la muela gira y también realiza una translación circular. Suelen utilizarse para rectificar muchas piezas como pueden ser perfiles, ruedas dentadas, engranajes, cilindros…

Rectificadoras con sistemas CNC

Estas máquinas cuentan con un sistema de control CNC y cuentan con múltiples ventajas frente a las otras rectificadoras. Son las que utilizamos en nuestro taller de mecanizados.

  • Se pueden unificar los movimientos para rectificar piezas en una sola máquina
  • El operario hace una intervención mínima
  • Sistema de sujeción magnética
  • Disponibilidad de distintas formas de bancadas o mesas de trabajo
  • Mejora de los tiempos y la precisión del rectificado de piezas
  • Posicionamiento muy preciso de la pieza, porque cuenta con servomotores para cada eje
  • Se pueden programar coordenadas cartesianas y estipular la distancia exacta del rectificado de piezas
  • Entornos cerrados son proyección externa de virutas, residuos o polvo…

En nuestro taller de mecanizados realizamos distintos tipos de rectificado y contamos con la mejor maquinaria del mercado, para proporcionar los mejores mecanizados de precisión a nuestros clientes.

Comments are closed.