En el artículo de hoy queremos hablarte de todos aquellos trabajos y procesos que se llevan a cabo en un taller CNC y también explicarte en qué puede diferenciarse de un taller de mecanizados.

La diferencia entre un taller CNC y un taller de mecanizados se encuentra en la filosofía de equipo, en las dimensiones y en muchas otras cosas más, ya que los talleres de mecanizados se refieren al área productiva de la empresa, es decir, a las distintas actividades que se desempeñan; transforman los metales en piezas para añadirlas a conjuntos, mueble, maquinaria, etc. Los procesos más comunes que se llevan a cabo en el taller de mecanizados son la soldadura, el torneado y las piezas torneadas, el fresado, el tallado y el brochado, pudiendo diferenciar dos grandes categorías, como es el arranque de viruta y el corte y la deformación de chapa.

Y un taller de máquinas CNC (control numérico por computadora) se refiere a una empresa manufactura que emplea máquinas CNC, para fabricar piezas de forma automatizada y con la máxima precisión para utilizarlas para su propio uso o para otras empresas. En estos talleres se utiliza una computadora y un programa para cortar distintos tipos de materiales mediante un sistema de coordenadas programadas. En cuanto a las fresadoras CNC, las más básicas llevan a cabo sus cortes sobre tres ejes (y y, x, z) y en cuanto los tornos de corte CNC, los más básicos los hacen sobre dos ejes (z y x).

Los talleres CNC son instalaciones grandes, porque la maquinaria es de grandes dimensiones y son talleres que pueden llegar a hacer piezas para muchos sectores industriales, como puede ser para aplicaciones aeroespaciales, navales, de automoción, para laboratorios, etc. Ya que son piezas que pueden ser de tamaños muy pequeños a tamaños muy grandes y que ofrecen un resultado perfectamente preciso.

Muchas empresas acuden a un taller CNC, porque necesitan de piezas específicas muy pequeñas que no pueden fabricar y gracias a la maquinaria de precisión de este tipo de talleres pueden conseguir la pieza y también hacer muchas series de la misma. Una vez que la primera pieza se termina, la máquina CNC puede repetir el programa con la misma precisión que la primera vez, tantas veces como sea necesario y ahorrando el dinero de los clientes, en función de cada una de las partes.

En un taller CNC se utilizan operadores de máquinas que son capaces y que tienen mucha experiencia, de modo que pueden tomar una parte desde su concepción y hasta que el producto está acabado.

Encuentra el mejor taller CNC en Barcelona con Mecánica Curiel

Somos especialistas en mecanizados de precisión y podemos ofrecerte distintos tipos de mecanizados, de una forma especializada y profesional, para que encuentres justo aquella pieza que necesitas.

Comments are closed.