VALVULERÍA BARCELONA: LA VÁLVULA DE CONTROL

Entendemos por válvula un aparato mecánico mediante el cual podemos iniciar, regular o detener la circulación o el paso de líquidos o gases, a través de un mecanismo que abre, obstruye de forma parcial o cierra uno o más conductos. En Mecánica Curial, valvulería en Barcelona, fabricamos válvulas de máxima calidad a partir de materiales como el acero de construcción, el acero inoxidable, diferentes aleaciones de aluminios, latón, bronce y plástico técnico. En Mecánica Curial, valvulería en Barcelona, nos hemos especializado en la fabricación de válvulas relacionadas con la náutica, aunque nos adaptamos a las necesidades de cada uno de nuestros clientes. Y para que sepáis alguna cosa más acerca de las válvulas, hoy en esta nueva entrada de nuestro blog, os queremos hablar con más detalle de las válvulas de control.

Valvulería Barcelona: las válvulas de control

Las válvulas constituyen uno de los principales instrumentos de control que tenemos en el sector industrial. A causa de su diseño y los materiales con los que se fabrican, las válvulas controlan el paso de los líquidos y gases, sea cual sea su naturaleza. En el mercado existen una gran variedad de diseños y tamaños que se adaptan a las necesidades y requerimientos de cada cliente. Tenemos que tener en cuenta que, por ejemplo, en la maquinaria destinada a envasar alimentos o medicamentos, se requiere una total estanqueidad en todos sus conductos, ya que la acumulación de comida o medicinas puede dar lugar a la contaminación de la totalidad del producto. En otros casos, las posibles fugas que puedan haber no tienen una mayor importancia. En Mecánica Curial, valvulería en Barcelona tenemos en cuenta cada uno de los requisitos que nos solicita el cliente, fabricando piezas de primera calidad.

Las válvulas de control por normal general son el último elemento en un lazo de control instalado en la línea de producción. Está formada por dos partes diferenciadas: el actuador (parte motriz) y el cuerpo. El actuador o motor puede ser neumático, eléctrico o hidráulico, aunque aproximadamente el 90% de las válvulas de control que existen en la industria, son accionadas mediante un motor neumático. Y el cuerpo está provisto de un tapón u obturador y otras piezas que sirven para unir la válvula con las tuberías. Esta unión se puede llevar a cabo mediante bridas soldadas o roscadas.

Comments are closed.