Cuando hablamos de realizar trabajos eficaces y en un tiempo récord, lo primero que se nos pasa por la cabeza son las fábricas de mecanizados, ya que si algo les caracteriza es esto, debido a que su principal función es realizar pieza en el menor tiempo posible y con una precisión exacta, ya que suelen ser piezas muy importantes que necesitan otras empresas para poder realizar su labor, por lo que si no se hace de forma rápida, la otra empresa no podrá realizar su actividad, bajando su productividad y perdiendo así una gran cantidad de dinero.

Nuestra empresa, es una de las fábricas de mecanizados líderes en el sector, en la cual llevamos muchos años de experiencia ofreciendo productos de calidad y lo más rápido posible, por eso cada vez son más y más los clientes que confían en nosotros. Para poder garantizar este trabajo de calidad, es necesario que contemos con máquinas distintas, que nos permitan realizar mecanizados diferentes, así que a continuación, en el nuevo artículo de hoy, queremos hablar de los diferentes tipos de mecanizados que podemos encontrar en nuestra fábrica y en cualquier otra que se dedique a este sector.

Tipos de mecanizados que podemos encontrar en nuestra fábrica

Hay muchas formas de dividir los tipos de mecanizados utilizados en una fábrica de mecanizados, pero nosotros queremos destacar cuatro distintos, que son los de control numérico a través de una computadora, los de arranque de viruta, los de abrasión y los que no arrancan viruta.

En primer lugar, vamos a hablar de los mecanizados a partir de control numérico por computadora, o también conocidos como mecanizados CNC, ya que sin ninguna duda es una de las mejores opciones gracias a que se utiliza la tecnología y técnicas muy avanzadas que nos permiten crear cosas que con nuestras manos sería prácticamente imposible o tardaríamos mucho tiempo.

Luego tenemos tres técnicas que son más tradicionales, las de arranque de virutas, en la cual el movimiento de corte va arrancando el material sobrante de la pieza poco a poco en forma de virutas con tal de ir lo más rápido posible, pero sin ser muy exacto ni preciso. Y en cambio, el de sin arranque de virutas, se hace realizando presión y aplicando calor en el material para poder modificar su forma pero sin arrancar piezas. Por último, tenemos el de abrasión, que se trata de eliminar el material a partir del desgaste de la pieza.

Si queréis saber más sobre las técnicas que utilizamos en nuestra fábrica de mecanizados, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, ya que estaremos encantados de poderos ayudar y aconsejar en todo aquello que esté en nuestras manos.

Comments are closed.