¿En qué consiste y para qué sirve el mecanizado sin arranque de viruta en los mecanizados de precisión?

El mecanizado sin arranque de viruta en los mecanizados de precisión es el proceso de fabricación de piezas preparadas para su uso en la industria, mediante piezas semielaboradas que no necesitan la extracción de material. También se conoce como mecanizado pero lo correcto es hablar de mecanizado sin arranque de viruta, porque el mecanizado se refiere a una eliminación del material, ya sea por abrasión o por arranque de viruta.

Estas piezas semielaboradas se transforman en piezas finales sin tener que desprender ninguna partícula de material durante el proceso y se basan en la deformación plástica del material aplicando tanto calor como presión, ya sea con rodillos, troquel, en caliente, en frío… Con este tipo de mecanizados de precisión se obtienen las dimensiones y formas deseadas y una mejora de las propiedades, como puede ser la dureza o la tenacidad, aunque con limitaciones.

Es un proceso antiguo y aún se conserva y se combina con otros métodos más complejos de los mecanizados de precisión. El mecanizado sin arranque de viruta puede utilizarse para diversos fines, como por ejemplo para la fabricación de tubos de acero para usarlos en la industria mobiliaria, ya que se necesita laminar la chapa de acero en caliente varias veces y después laminarla en frío, cortarla en tiras y después darle forma de tubo a través de rodillos y soldarla.

Después, debería cortarse la pieza en porciones más pequeñas según las necesidades de cada fabricante y someterlas al marcado o taladrado, para luego someterlas a otros procesos de mecanizados de precisión como puede ser por abrasión y por arranque de viruta.

¿Qué conformados pueden realizarse con los mecanizados de precisión que se hacen por mecanizado sin arranque de viruta?

Proceso de forjado, se refiere a la deformación plástica del material después de la aplicación de fuerzas de compresión localizadas hechas con herramientas específicas como el martillo y puede hacerse en frío o en caliente.

Laminado; En este caso es la deformación plástica de un material introduciéndolo entre uno o más rodillos que giran en el sentido opuesto para reducir el espesor y hacerlo más uniforme. El laminado puede hacerse tanto en frío como en caliente.

Extrusión; Se trata de un proceso de deformación plástica del material haciendo que fluya mediante un troquel que tiene una sección transversal que está fija y definida. Consiguiendo piezas de formas complejas y con un acabado excelente.

Los mecanizados sin arranque de viruta presentan ventajas claras:

Son más ecológicos porque no generan residuos, Más económicos porque aprovechan todo el material, Sencillos y nada complejos y requieren de menos tiempo para llevarse a cabo, además de que hay menos limitación en el tamaño de las piezas en bruto.

En cuanto a la elección del tipo de mecanizados de precisión va a depender de las necesidades que presente cada material, cada pieza y el formato que se desee conseguir.

Comments are closed.