Desde Mecánica Curiel nos preocupamos por no contribuir al cambio climático con la realización de nuestros proyectos, la elaboración de nuestros productos, las gestiones de logística o el uso de nuestra maquinaria, porque sabemos la importancia que tiene cuidar de nuestro planeta.

Nuestra empresa es una organización muy responsable con el medio ambiente y el entorno, por eso hemos aplicado medidas y protocolos necesarios para poder minimizar al máximo nuestro impacto ambiental, es decir, nuestra huella en el planeta. Somos una empresa especializada en los mecanizados de precisión y tenemos muy en cuenta la sostenibilidad en todo aquello que hacemos, por eso podemos decir que estamos considerados una empresa referente en el reciclaje de aceites, de taladrinas y de todos aquellos residuos generados en nuestra actividad productiva.

Desde Mecánica Curiel somos conscientes de que la correcta gestión de residuos es vital para cuidar del planeta, para evitar que se contaminen nuestros bosques, ríos, mares y, en definitiva, nuestro planeta Tierra. El reciclaje supone una pieza clave para cualquier empresa, para proteger el medio ambiente y, a su vez, alargar la vida de las materias primas que utilizamos, ya que muchas de ellas pueden volver a aprovecharse. Con el correcto reciclaje, los residuos, en ocasiones, pueden volver a convertirse en recursos y esto resulta muy interesante en cuanto a la sostenibilidad y en cuanto a la economía.

Teniendo en cuenta esta premisa, desde Mecánica Curiel sabemos que un correcto reciclaje también contribuye a un mejor aprovechamiento de los materiales y a un menor gasto de costes y de energía, además de apostar por un sistema económico más consciente y sostenible, basado en la economía circular.

La importancia de reciclar el metal

De entre todos los materiales que pueden reciclarse, el metal es uno de los más importantes porque contribuye considerablemente a no empeorar el entorno medioambiental actual. Se consigue reducir la contaminación del agua, el aire y los desechos de la minería en un 70%. De igual forma, al obtener aluminio reciclado se disminuye casi un 95% la contaminación del aire, se ahorra un 90% la energía consumida cuando se elabora y se hace una menor utilización de la energía eléctrica, si lo comparamos con un el proceso que hacen los materiales nuevos.

El reciclaje del metal reduce el impacto ambiental que produce la extracción de materias primas, de hecho, con solo una lata de aluminio reciclada se puede llegar a ahorrar la energía para mantener un televisor encendido durante horas, según hemos podido leer en numerosos informes de reciclaje.

Si buscas una empresa especializada en mecanizados de precisión, que muestre un verdadero compromiso con el medio ambiente, en Mecánica Curiel podrás encontrarlo. Te animamos a visitar nuestra página web y conocernos un poco más.

Comments are closed.